CENTRO EDUCACIONAL NIÑO DIOS DE MALLOCO
Por una vida digna lograda y feliz
Sede Balmaceda Malloco Sede BALMACEDA
Anexo Miraflores Malloco Anexo MIRAFLORES

¿Por qué un Colegio?

Con el ánimo de responder cada vez mejor a los desafíos que la sociedad actual nos plantea nueva evangelización, creemos que la educación es fundamental para promover cambios reales y duraderos en la persona y en la estructura social de los sectores vulnerables, que sin duda no podemos excluir de nuestra acción evangelizadora. Cierto que la educación está prácticamente cubierta a la totalidad de los niños y jóvenes de nuestras poblaciones, pero la calidad preocupa, porque sentarse a un pupitre delante de un profesor no basta. Si la educación que se ofrece no es de calidad, no consigue ser un factor real de formación de personas y capaz de transformar una "cultura de la muerte" en una "civilización del amor".

Es precisamente, partiendo de la base de que la calidad de la educación es una exigencia, desde nuestra opción cristiana por los excluidos, lo que puede dar razón de ser a un colegio. Se trata de poner todo el empeño en hacer realidad una educación de calidad para los sectores más desaventajados de la sociedad. No podemos aceptar una pobre educación para ellos, ni una educación que mantenga o incremente la exclusión de los sectores populares.

En principio: poder llegar con todas las posibilidades a cualquier universidad no puede depender de lo económico. Porque la educación se convierte en fuente de oportunidades, nos parece injusto que los más pobres no puedan acceder a la mejor educación. Sabemos que el trabajo, los ingresos, la seguridad social, el desarrollo de la vida personal y familiar, la participación política, el acceso a los servicios culturales, a la ciencia y a la tecnología, el ser buenos agentes evangelizadores en la Iglesia, entre otros, están muy ligados con las oportunidades que cada cual haya tenido para obtener mayores niveles de educación.

Es, desde nuestra fe en Dios, que hace salir el sol para buenos y malos, y nuestra fe en el hombre, que es parte nuestra porque es nuestro hermano, lo que nos da el atrevimiento de querer intervenir educativamente en nuestra comunidad de Malloco, buscando ampliar el horizonte de posibilidades y oportunidades para el desarrollo de las capacidades de los niños, jóvenes y adultos de los sectores con menos recursos económicos para que no sean marginados en tantos aspectos de la vida.

(Puedes descargar el texto completo del P.E.I. desde AQUÍ)

Nuestra Historia

Al lado del templo parroquial comienzan a surgir obras sociales, como el Hogar del Hermano Mayor, que alberga alrededor de 40 ancianos y ancianas. Luego, para responder a una de las necesidades del sector que cuenta con una gran cantidad de "temporeras" y también de madres solteras, surge la primera de las salas cunas, que hoy ya son varias.

Las misiones de cada año, con la característica de "escuchar" a la comunidad formada por los vecinos residentes en el sector de Malloco han acompañado este tipo de pastoral, que muy pronto se dio cuenta que era una necesidad la existencia de un centro educacional con las características pertinentes para complementar la acción pastoral ce la comunidad parroquial.

En el año 2006 se inicia la construcción del edificio que recibiría a los estudiantes, y para el 2007, las puertas se abren para los primeros 800 estudiantes; sus salas albergan a niños y niñas desde el pre-kinder a Cuarto Medio.

Aunque ya existía una primicia educativa a través de la jornada vespertina para educación media (orientada para acoger a aquellos adolescentes y jóvenes sin un colegio donde estudiar) y la Jornada Nocturna que, por su parte, acogía a adultos trabajadores que concurrían a nivelar sus estudios del nivel Básico y Medio, se decidió crear entonces el Centro Educacional Niño Dios de Malloco, que acoge las tres jornadas: diurna, vespertina y nocturna. Ya en el año 2017, tuvimos el orgullo de poder ampliar nuestra labor educativa inaugurando el Anexo Miraflores, destinado a brindar Enseñanza Media Técnico Profesional en jornada diurna.

Así y hace más de una década, el sueño de abrir las puertas de la comunidad al desafío de la educación dio inicio a este centro educativo, el que lleva el nombre de Niño Patrono, quien ciertamente representa la solidaridad y acompañamiento al nacimiento de un hombre y mujer nuevos. Así mismo, también soñamos con algún día elevar el nivel al grado de alguna expresión de enseñanza superior.

Visión

Deseamos formar personas comprometidas con la misión evangelizadora de la Iglesia desde la inclusión y la espiritualidad, para que se conviertan en agentes de cambio.

Estudiantes de alta calidad académica capaces de incorporarse positivamente en la sociedad de su tiempo, mediante su realización cristiana y profesional a nivel personal, familiar y social, accediendo a una mejor calidad de vida y aportando en la construcción de un mundo más justo y fraterno. Con un modelo educativo que promueva competencias sociales, afectivas, valóricas, con énfasis en el desarrollo humano integral, que nos permita formar personas, emprendedores y porqué no, líderes sustentados en valores.

Misión

El Centro Educacional Niño Dios de Malloco, forma estudiantes íntegros en términos valóricos, académicos y que aportan a su comunidad mediante un espíritu emprendedor sustentado en la evangelización. El colegio aspira a ser reconocido en la sociedad como un colegio de inclusión, que brinda oportunidades a los más necesitados, entregando una enseñanza de calidad, equidad y eficiencia, ocupando para ello, materiales didácticos libros y todos los elementos tecnológicos modernos posibles para lograr nuestros objetivos.

Un cuerpo de profesionales compromete sus mejores esfuerzos para educar jóvenes con habilidades y destrezas, que les permita abrirse campo en la educación superior y en el mundo laboral, con buenos hábitos sociales, intelectuales y una sólida base ética que los proyecte como un valioso aporte a la sociedad.

alumnos Niño Dios de Malloco
NUESTRO PROYECTO EDUCATIVO INSTITUCIONAL (P.E.I.)
VOLVER AL INICIO
;;